0

Un fuerte olor a gas creó la alarma en Cala en Bosc la noche de este viernes. Los bomberos recibieron un aviso sobre las 00.20 horas de que se detectaba olor a butano en la calle Portixol de la urbanización de Ciutadella.

Los bomberos se personaron en el lugar y comprobaron con detectores que efectivamente existía un escape, que fue localizada en un depósito de bombonas de propano y butano industrial destinado a los bares y restaurantes de la zona. Se procedió al cierre de la grifería del depósito y a ventilar el espacio.

Por la mañana de este sábado instaladores de gas repararon la grifería y verificaron que no continuaran las fugas.