Tensa espera de trabajadores que querían acceder al recinto y no podían por la posición de los funcionarios en huelga

La segunda jornada de huelga nacional convocada por los sindicatos de los funcionarios de prisiones se vivió este viernes con una creciente tensión a las puertas del Centro Penitenciario de Menorca durante parte del tiempo en que los huelguistas bloquearon la entrada.

Como sucediera el miércoles unos 40 funcionarios formaron varios piquetes informativos frente a la barrera de acceso a la cárcel para impedir la entrada de los compañeros que acudían a trabajar y no secundaban el paro, además del resto de personal y proveedores.

Las discrepancias entre unos y otros fueron en aumento hasta la llegada de los efectivos de la Policía Nacional. Los agentes del orden, sin hacer uso de la fuerza, cubrieron la llegada de las personas que sí habían acudido a trabajar. En todo caso, los piquetes consiguieron su objetivo de retrasar su entrada durante las dos horas que se mantuvo en la concentración.

Lea la noticia completa en la edición impresa del 27 de octubre en Kiosko y Más