El crimen del jacuzzi

La mujer fallecida puso su móvil a grabar todo el día en el que murió

La recuperación de los audios del teléfono implican a la amiga de la víctima, quien declaró tras el suceso que tenía miedo de él

|

Valorar:
preload
Eduardo Enrique E.E. no fue conducido de nuevo a la prisión hasta ayer por la tarde.

Eduardo Enrique E.E. no fue conducido de nuevo a la prisión hasta ayer por la tarde.

28-11-2019 | Sergi Garcia

Resulta complicado determinar con qué finalidad Elizabeth Pimentel Montilla puso su móvil a grabar aquel día de junio del año pasado en que perdería la vida después de una noche de juerga y excesos con su marido y una amiga llegada desde su país natal, Venezuela, apenas una semana antes.

El contenido de las largas horas de grabaciones de audio que recogió el teléfono de la víctima ha sido determinante para que la investigación de la Policía Nacional haya concluido que Eduardo Enrique E.R., había matado a su esposa con premeditación.

La recuperación de las conversaciones de la mujer, el marido y la amiga, conseguida en los laboratorios del CNP, han permitido escuchar que el hombre indicaba a otra persona, supuestamente la amiga, que la dejara morir cuando esta se hallaba ya agonizante en el jacuzzi en el que perecería ahogada después del paro cardiaco provocado por las drogas -0,44 gramos de MDMA y 1,71 de alcohol-, como informó este diario en octubre del año pasado.

Ese fragmento de la conversación motiva que la amiga de la víctima tenga que volver a declarar cuando sea localizada en su país. La Policía mantiene la investigación abierta que ahora pasa por conocer si esta mujer de 37 años ratifica lo que dijo en su día y cómo responde ante el vuelco que ha dado la investigación para determinar si estuvo implicada de alguna forma en el presunto asesinato.

[Lea la noticia completa en la edición impresa del 30 de noviembre en Kiosko y Más o My News]

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Lina
Hace 5 días

LA Policia Nacional no tanca ni amolla a ningú si no és per ordre dun jutge Sr. Felix

Valoración:2menosmas

Es asi
Hace 8 días

@cabot, estoy en parte de acuerdo contigo, pero si una mujer que ya ha sido agredida, y aún así decide irse de fiesta otro día con su agresor, poco pueden hacer las autoridades ante eso. Te sorprendería la de mujeres con orden de alejamiento que deciden tener una cita o irse por ahi con el que tienen dicha orden, incumpliéndola los dos.

Valoración:29menosmas

Felix
Hace 8 días

Si estaba buscado por asesinato, no entiendo por qué la policía nacional de Ciutadella lo soltó cuando lo tenian detenido.

Valoración:46menosmas

Judith
Hace 8 días

Que encara n'hi hagi energúmens que diguin que les dones quan denunciem aquestes coses és mentida. M'agradaria veure a Ortega Smith haver-hi que diu d'aquest crim masclista? si és o no cert

Valoración:13menosmas

jo mismo
Hace 8 días

Las denuncias por violencia género son reales y lamentablemente los crimenes machistas y las violaciones también. Quienes la nieguen o encubran de una manera u otra, sobre ellos debe caer el peso de la ley. El combatirlos es tarea de todos, desde los padres educando a sus hijos en contra de la violencía de género y los crimenes machistas, hasta el poder judicial y todos los partidos políticos sin excepción.

Valoración:39menosmas

Bebyu
Hace 8 días

Tal vegada sospitava de banyes.

Valoración:6menosmas

Boquesxancles
Hace 8 días

1,71 d alcohol es molt bèstia,se de que parlo ,es coma etilic

Valoración:25menosmas

cabot
Hace 8 días

En este caso cabe pedir responsabilidades. Si realmente deseamos poner coto a la violencia machista resulta incomprensible que, con una orden de extradición fechada en 2015 (https://vlexvenezuela.com/vid/eduardo-enrique-estela-roget-593315214), y las denuncias presentadas por Elisabeth Pimentel, los poderes del estado no hayan actuado para proteger a esta mujer. Esto en cuanto a los funcionarios judiciales o policiales que podían haber evitado este crimen, bien aceptando la extradición, bien aplicando medidas de protección para una mujer que corría un clarísimo peligro. En cuanto a los diversos entes que actúan como organismos de protección a la mujer, tanto de índole política como asociativa, en mi opinión quedan completamente desacreditados por su inacción en este caso, y deben pedirse responsabilidades políticas. En cuanto comience a comentarse a nivel nacional se va a abrir la caja de los truenos.

Valoración:54menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1