Imagen de un control de la policía local de Ciutadella.

8

La Policía Local de Ciutadella y la Guardia Civil practicaron este domingo dos nuevas detenciones por incumplimiento del decreto del estado de alarma.

La Policía Local de Sant Lluís ha denunciado a diez ciudadanos por vulnerar las restricciones de movimiento del estado de alarma, según ha anunciado este lunes el cuerpo policial. Desde el pasado 15 de marzo, los agentes municipales han identificado a 48 personas, han asistido en cuatro ocasiones a personas mayores y han participado en la detención, conjuntamente con la Guardia Civil, de un ciudadano de 36 años por desobediencia y resistencia a la autoridad. Además, han entregado 23 tarjetas de beca comedor a familias vulnerables, así como 19 lotes de material escolar a alumnos. La Policía Local de Sant Lluís avisa hasta en seis ocasiones diarias de la normativa vigente mediante megafonía.

En la ciudad del poniente insular los agentes volvían a sorprender a un hombre de 43 años, al que ya habían detenido el pasado jueves, caminando por la vía pública sin justificación. El hombre alegó que iba a comprar tabaco al estanco, pero el comercio estaba cerrado dada la jornada dominical. Luego aseguró que regresaba a su domicilio, pero minutos más tarde fue sorprendido caminando en sentido contrario a su casa. Los agentes ya le habían multado otras tres veces por desobediencia durante el estado de alarma, por lo que acabó siendo detenido.

Por otro lado, también ayer domingo agentes de la Guardia Civil detuvieron a un hombre de 36 años en Sant Lluís por resistecia y desobediencia, ya que se encontraba ebrio y causó daños en la vivienda donde residía junto a sus compañeros.

Diez denuncias en Sant Lluís