El curso resultó atípico por su corta duración presencial pero hubo 41 casos de conflictos en los centros

Fueron tres meses menos de asistencia a clase los que completaron los 13.423 alumnos de los 35 centros educativos de Menorca, 20 de ellos de Educación Infantil, 8 de Secundaria y Bachillerato y 7 concertados. A pesar de la circunstancia extraordinaria del coronavirus que acortó las clases presenciales del pasado curso, se registró un aumento considerable en los casos de acoso escolar grave y también en los relacionados con drogas en el ámbito escolar.

Así lo refleja la memoria anual de los policías tutores de la Isla en relación al atípico curso académico 2019-20, desde septiembre a marzo. La variación más significativa que muestra el balance son los 16 casos de acoso escolar en esos seis meses lectivos frente a los 14 que se registraron en los nueve meses habituales del curso anterior, 2018-19.

Los casos fueron detectados por los correspondientes centros y se aplicó el protocolo previsto para el acoso escolar, ha precisado el coordinador de los policías tutores de la Isla, el agente de Sant Lluís Fernando Serrano.

En total los 9 policías tutores distribuidos en los ocho municipios menorquines realizaron 397 actuaciones de septiembre a marzo, 226 de ellas fuera del ámbito escolar, 151 dentro de los centros y 20 en relación con las nuevas tecnologías.

Lea la noticia completa en la edición impresa del 09 de octubre en Kiosko y Más