Las detenidas por la prostitución de menores forman parte de tres familias

Hay dos mujeres de unos 70 años, otras dos de 30 y un joven de 23 años, todos de nacionalidad guineana

|

Valorar:
Una de las casas donde la Policía Nacional practicó un registro en el Carrer Gran, de Es Castell.

Una de las casas donde la Policía Nacional practicó un registro en el Carrer Gran, de Es Castell.

Josep Bagur Gomila
Una de las casas donde la Policía Nacional practicó un registro en el Carrer Gran, de Es Castell.

Las siete personas detenidas el pasado lunes en Es Castell y Maó por trata y explotación sexual de menores forman parte de tres unidades familiares, según ha podido saber este diario.

Entre las detenidas hay dos mujeres de unos 70 años, otras dos de 30 y un joven de 23 años, todos de nacionalidad guineana. La Policía Nacional realizó la operación simultánea en las dos casas del Carrer Gran, de Es Castell, y en los pisos de la calle Duc de Crillón y Avinguda Vives Llull, de Maó, donde presuntamente se producían los delitos y prostituían a las cuatro chicas menores, con edades comprendidas entre los 15 y los 16 años. Las adolescentes también son de nacionalidad guineana.

Al menos dos de las detenidas residen en Menorca desde hace aproximadamente dos décadas y mostraron su absoluta sorpresa cuando fueron detenidas.

La trama de explotación de menores y trata de blancas podría estar vinculada a otra operación que lleva a cabo la Policía Nacional en Mallorca.

Captación en Guinea

Una de las siete mujeres acusadas de la trata de seres humanos y explotación de menores, era la que las introducía en la Isla haciéndolas pasar por sobrinas suyas o cualquier otra relación de parentesco.

Al parecer una familiar directa de esta mujer, que sería la que dirigía las operaciones en Maó y Es Castell, habría sido la encargada de captar a las adolescentes, con falsas promesas para que se trasladaran a Menorca. Una vez aquí las obligaban a prostituirse en las viviendas que han sido registradas por la Policía Nacional en los últimos días, en Maó y Es Castell.

Algunas de las seis mujeres guineanas tenían documentación falsa lo que pudo alertar al grupo local de Extranjería de la Comisaría de Maó que ha realizado la operación con la colaboración de la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales, de Palma, y efectivos de la Jefatura Superior, de Madrid. Está previsto que las seis mujeres y el hombre detenidos pasen este mismo miércoles a disposición judicial y declaren ante el juez del Juzgado de Instrucción número 2 que deberá determinar, de acuerdo con la petición del fiscal, si quedan en libertad o dicta auto de prisión provisional.