Los bomberos de Maó se tuvieron que desplazar este sábado al mediodía a la urbanización de Binissafúller Roters para extinguir el fuego que se había declarado en tres contenedores de reciclaje.

El incendio tuvo lugar sobre las 12.15 horas en una calle de la urbanización y afectó a los contenedores de cristal y cartón, que resultaron totalmente calcinados, también el receptor de plástico sufrió algunos desperfectos.

Se ignora el origen del fuego, que no provocó mayores daños personales o materiales.