Lanzaron piedras que llegaron a romper una luneta | A.V.

Al menos cinco vehículos de alquiler de la empresa Autos Valls sufrieron destrozos por actos de vandalismo en la madrugada de este jueves, según pudieron constatar los propietarios cuando llegaron por la mañana.

Los vehículos afectados estaban estacionados en una parcela de la cuarta fase del Polígono Industrial de Maó, en la calle Chipre, que permanece cercada por una alambrada.

Sin embargo, los autores del acto vandálico se dedicaron a lanzar piedras punzantes de gran tamaño desde detrás de la valla. Consiguieron así romper la luna trasera de uno de los vehículos, Fiat 500, y provocaron diversos daños en la carrocería de los otros.

Los responsables de Autos Valls interpusieron la correspondiente denuncia ante la Policía Nacional que ahora investiga la autoría de los hechos.

Robos

Semanas atrás otra empresa de alquiler de vehículos, con sede en Maó, Record Go, situada junto a la misma parcela en la que se causaron los destrozos a los coches, sufrió el robo de varios aparatos de aire acondicionado y otros soportes electrónicos del interior de sus oficinas.