Los recurrentes inciden en que el tribunal incurrió en la indefensión del menor | ALEX SEPULVEDA

La madre del menor y el Consell, personado como acusación particular, han presentado recurso de apelación a la sentencia de la sección primera de la Audiencia, que absolvió a finales de enero a un padre menorquín de 43 años, del delito continuado de abusos sexuales sobre su hijo menor de 8 años, entre 2014 y 2017.

El juez no vio pruebas suficientes para condenar al progenitor y en la sentencia desacreditó a la psicóloga del Servicio Insular de Familia del Consell, cuestionando su participación en este proceso.

Las partes recurrentes ante el mismo tribunal estiman que se ha vulnerado un derecho fundamental, por su falta de imparcialidad e indefensión del menor debido a que los magistrados que lo componían eran los mismos que habían resuelto cinco recursos de apelaciones contra varios autos durante la instrucción, lo que sin embargo no fue alegado como cuestión previa al inicio del juicio.

El recurso también incide en que el tribunal solo valoró la declaración del menor en la fase de instrucción como nula, indicando que pudo ser inducida por la psicóloga y carecía de garantías. Estima el recurso que, de ser así, se debe volver a escuchar al menor en un nuevo juicio.

El padre se enfrentaba a una pena de 12 años de prisión solicitada por fiscal, acusación y Consell, además de una petición de indemnización de 50.000, 150.000 y 75.000 euros, respectivamente.