Un agente de la Guardia Civil acompaña a Peter de Vere Hunt después de ser rescatado.

La desaparición este fin de semana de Peter de Vere Hunt ha tenido, por suerte, un final feliz. Su familia tuvo el corazón en un puño hasta que el lunes pudo ser localizado por los equipos de rescate en buen estado. Era el final de una odisea que le mantuvo ilocalizado durante 18 horas, incluida toda una noche, en un barranco del municipio de Es Migjorn.

Peter es un turista británico de 84 años que lleva 50 visitando cada verano Menorca. Estaba junto a su familia en la finca de Santa Mònica cuando se extravió. Rápidamente se extendió la preocupación, pasaban las horas y no tenían noticias de una persona que, por su edad, era especialmente vulnerable en una situación así. Más aún a la intemperie, con la tormenta e inestabilidad meteorológica que vivió Menorca el fin de semana.

La Guardia Civil movilizó a los Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) y un helicóptero del servicio aéreo. Por parte de otros organismos en la búsqueda intervino personal de Protección Civil, bomberos, Ibanat, Policía Local de Es Migjorn y un equipo médico.

Una vez pasado lo peor, la familia De Vere Hunt ha hecho público su agradecimiento con una carta por todo el apoyo que han recibido en la operación de rescate. Voluntarios que ayudaron en la búsqueda y en las traducciones para que todo el equipo se entendiera. «Quedamos impresionados por la amabilidad y la dedicación de todos», explican, «nuestro padre lleva 50 años visitando Menorca y sus hijos también la adoramos». Tanto es así que una de sus hijas tiene previsto casarse aquí.

Peter está de vuelta con los suyos y eso es lo más importante.

Noticias relacionadas

Carta a la maravillosa gente de Menorca

Estamos muy agradecidos por todo lo que hicieron para recuperar a mi padre a salvo, no podríamos estar más agradecidos por todo lo que hicieron. Desde la increíble Betlem Gomila, que buscó con nosotros y nos tradujo todo el día y la noche, Yolanda, que nos ayudó a activar los grupos de rescate, el amable Juan, que tradujo para nosotros, el maravilloso personal de Es Bruc, que fue tan amable, como siempre, y por supuesto la increíble guardia civil, bomberos y tripulantes de helicópteros que lo encontraron vivo ya salvo, después de 18 horas en un cañón en plena tormenta. Y luego al increíble equipo médico Dr. Barrulia y Victoria que fueron tan amables, compasivos y amables con mi padre.

Quedamos impresionados por la amabilidad y dedicación de TODOS los que nos ayudaron, aunque tal vez no sea una sorpresa en esta isla tan especial.

Mi padre lleva 50 anos visitando Menorca, y ahora como sus hijos también la adoramos (mi hermana Daisy se va a casar casa en la isla). Ya estamos muy agradecidos que podemos volver a la isla cada año. Ahora nos quedamos sin palabras por lo agradecidos que estamos con todos ustedes, y no sabemos, sin embargo, les agradeceremos lo suficiente por su amabilidad y por traer de vuelta a nuestro maravilloso Peter.

Con amor y gratitud,

La familia De Vere Hunt