El coche quedó volcado sobre el puente del torrente de Ferreries

El conductor de un vehículo Seat Ibiza volcó en la madrugada del pasado viernes cuando circulaba por la carretera de Es Migjorn a Ferreries, a pocos metros de la localidad ferreriense. A pesar de la aparatosidad del accidente, el hombre, de unos 30 años de edad, resultó ileso y abandonó el lugar sin que hubiera llegado la patrulla de la Guardia Civil de Tráfico, por lo que será sancionado.

El coche volcó completamente sobre la calzada, en un vierteaguas situado en el margen derecho. El hombre consiguió salir del vehículo y dio aviso a su familia que se personó instantes después. Posteriormente contactaron con el número 062, de la Guardia Civil, con el servicio de Emergencias 112 y con la grúa para la retirada del vehículo.

La familia del conductor asegura que tras informar a la Guardia Civil de que el coche no entorpecía la circulación y estaba debidamente señalizado, al otro lado del teléfono del Instituto Armado les indicaron que podían marcharse hasta que al día siguiente acudiera otra grúa con plataforma para poder retirar el coche ya que la que vino no pudo hacerlo. Así, cuando llegaron los agentes, el conductor se había marchado por lo que no pudieron practicarle el test de alcoholemia. Trataron de localizarlo acudiendo a su domicilio pero tampoco lo encontraron ya que se había marchado a casa de sus padres tras acudir al médico de guardia.