El incendio ha provocado expectación entre los vecinos

Un incendio declarado en un piso de la calle Sant Esteve ha obligado a movilizar los bomberos del parque de Maó. El fuego se ha declarado pasadas las 21 horas, en un tercer piso. Varios vecinos han empezado a oler a quemado han avisado a los bomberos y han visto llamas por la ventana.

En el momento del incendio, el piso estaba habitado por una menor junto con su padre y madre, que han sido desalojados. También lo han sido los residentes que se encontraban en ese momento de los otros pisos de la tercera planta, gente de avanzada edad, así como del segundo, por precaución.

Hasta el lugar se han desplazado dos unidades de los bomberos y también la Policía Local, Nacional y bomberos.

Dos unidades del parque de bomberos de Maó han intervenido en el incendio

El fuego se ha originado en la cocina, sin que se conozcan por el momento los motivos. Poco después, los bomberos lo han controlado el fuego, que ha afectado toda la vivienda. Afortunadamente, no ha habido ningún herido, pero una vecina ha sufrido una crisis de ansiedad y ha sido trasladada al hospital Mateu Orfila.

Así ha quedado el interior de la vivienda.

El incendio ha creado expectación y nerviosismo, ya que es un barrio muy poblado.

Noticias relacionadas

Se da la circunstancia que en 2015 el mismo bloque de viviendas ya sufrió un incendio.