Agentes de la Policía Nacional de Maó detuvieron el martes por mañana a un hombre, de origen dominicano y amplio pasado delictivo, acusado de haber agredido sexualmente a una menor en la casa de okupas de la calle Vassallo que sufrió un incendio el martes a primera hora de la mañana.

La Policía sigue adelante con la investigación que implica principalmente a este hombre, de 45 años de edad, con un amplio historial delictivo en la ciudad en cuestiones relacionadas con drogas y menores de edad.

Al parecer residía como okupa en el inmueble situado en la calle Vasallo, numero 29, donde se habría producido la presunta violación de la que ahora está acusado. En su interior ardieron un colchón y parte de un sofá. El humo provocó además la caída de varias planchas del techo de uralita.

Noticias relacionadas

Dado que las diligencias continúan abiertas, el detenido todavía no ha sido puesto a disposición judicial aunque podría hacerlo en las próximas horas o mañana jueves.