Imagen de la Costa de Ronda de Maó, donde tuvo lugar el lanzamiento de piedras. | Gemma Andreu

Al menos cinco vehículos sufrieron desperfectos de diversa consideración el sábado por la tarde cuando ascendían por la Costa de Ronda que conecta la carretera de Fornells con la 'general' a la salida de Maó.

Al parecer, según las primeras investigaciones que lleva a cabo la Policía Local, se trató de una gamberrada a cargo de un grupo de menores de edad que se dedicaron a lanzar piedras de distinto tamaño desde lo alto del acantilado hacia los coches que circulaban por esa vía.

Entre los cinco vehículos cuyos propietarios comunicaron los hechos uno de ellos sufrió la rotura de una de sus lunas mientras el resto tuvo abolladuras en la chapa debido al impacto de las piedras. El lanzamiento se hizo desde una zona muy próxima al mismo lugar donde hace un año se produjo un peligroso desprendimiento de una roca de gran tamaño hacia la calzada, aproximadamente a mitad de la cuesta.

La Policía Local de Maó mantiene la investigación abierta y del momento ya tiene identificados a tres menores de edad.