El acusado acumula más de treinta detenciones por delitos contra la propiedad, la mayoría en Ciutadella

Si el pasado mes de octubre fue detenido por haber perpetrado el mayor robo de joyas del año en un chalé de Cala en Blanes, en Ciutadella, valoradas en 70.000 euros, este lunes el mismo hombre volvió a ser arrestado por la Policía Nacional como presunto autor de otro robo a punta de navaja en la zona de Sa Platja Gran.

El acusado, un delincuente habitual de 35 años de edad, que acumula treinta y una detenciones por delitos relacionados con robos con fuerza en domicilios y establecimientos, abordó por la espalda a un joven de Ciutadella sobre las 5.45 de la mañana del 17 de diciembre cuando este regresaba a su domicilio.

Le amenazó con una navaja con la que llegó a realizarle varios pinchazos en el tórax. La víctima en un principio pensó que se trataba de una broma hasta que sintió las punciones en su cuerpo. Al tratar de resistirse incluso recibió un corte en un dedo que posteriormente precisó 7 puntos de sutura.

El asaltante condujo a su víctima, bajo amenaza, a un lugar más apartado donde le obligó a que le entregara el móvil, valorado en 1.200 euros, y otros 50 euros en efectivo dentro de la cartera que también se llevó.

El joven acudió primero a que le suturaran la herida a un centro médico y posteriormente a poner la denuncia en la Comisaría. Pudo dar datos físicos de su agresor y otra pista por una amistad que quizás podía saber de su paradero.

Noticias relacionadas

La investigación policial ha concluido con la detención del acusado que, tras prestar declaración en el Juzgado 2 de Ciutadella, quedó en libertad provisional con cargos.