Uno de los vehículos dañados durante las reyertas en el complejo de Ses Canaletes. | Guardia Civil

TW
28

La Policía Judicial de la Compañía de la Guardia Civil de Menorca ha cerrado una operación antidroga en la urbanización de Son Parc con la detención de 17 personas en los últimos meses, algunas de ellas residentes como okupas en el complejo de Ses Canaletes y otras relacionadas directamente con algunos de los clanes más conflictivos de este lugar en la urbanización de Es Mercadal.

La operación se ha llevado a cabo durante los dos últimos meses tras la primera detención de una mujer de 34 años, residente en se complejo, que fue interceptada por los agentes de la Benemérita el 19 de abril a su llegada al puerto de Ciutadella, procedente de Barcelona, a bordo del buque «Cecilia Payne», de Baleària.

Portaba en el interior de su organismo 170 gramos de droga repartidos entre 100 de heroína, 60 de cocaína, además de otros 10 gramos de marihuana. La mujer era la ‘mula’ que traía la droga a Ses Canaletes para su posterior venta. A raíz de esta primera investigación fueron detenidas otras dos personas por su vinculación con la droga intervenida

Ese primer arresto puso sobre la pista a los investigadores de la Guardia Civil por el tráfico de sustancias que se desarrolla en estos apartamentos de Son Parc, especialmente desde que se cerró un punto de distribución importante para toda la isla en Ciutadella, meses atrás.

La aprehensión de esa droga propició reclamaciones de deudas entre los clanes del dinero que se había dejado de ingresar al retirar la sustancias de la circulación.

Noticias relacionadas

Violentas peleas

Las discrepancias entre los traficantes provocó violentas peleas en el interior de complejo, con objetos contundentes, un hacha, amenazas con arma blanca y agresiones a cargo, en algunos casos, de personas encapuchadas. También se produjeron coacciones a otros okupas para que abandonaran el complejo.

La Guardia Civil constató destrozos en vehículos particulares, en apartamentos de Ses Canaletes y numerosas agresiones con la participación de practicantes de artes marciales y asiduos al gimnasio.

Vídeo: Imágenes de la Guardia Civil tras detener en abril a una mujer okupa de Son Parc por transportar heroína, cocaína y hachís en el ferry.

Okupa Beyoncé

Como consecuencia de una de ellas, la familia de la denominada okupa Beyonce, y al menos otras dos, abandonaron Ses Canaletes por temor a las agresiones y ocuparon en los cuatro chalés de Coves Noves durante varios días en la última semana del mes de mayo.

Los agentes han intervenido pequeñas cantidades de cocaína, heroína y hachís, además de un hacha, presuntamente utilizada en una de las peleas, y un pasamontañas.

Entre los detenidos e investigados se encuentran residentes en Ses Canaletes y otros jóvenes menorquines que participaron en las reyertas, en total 15 hombres y dos mujeres. Hay tres acusados por tráfico de drogas, uno por requisitoria judicial, otro por amenazas con arma blanca, coacciones y daños.