Un grupo de turistas se refresca en Ciutadella | Josep Bagur Gomila

El calor sofocante sigue en Menorca en los últimos días de junio. Este viernes las temperaturas han continuado marcando máximos en lo que va de año, con una máxima de 36,4 grados en Es Mercadal.

Explican desde Aemet que si tenemos en cuenta los valores normales de la época, tomando como referencia el aeropuerto, la media de la máxima se sitúa en 28 grados; ayer a las cuatro de la tarde marcaba 32,2.

Donde memos apretó el calor fue en Maó (La Mola) y Ciutadella, con máximas de 31,8. Sin embargo, en Cala Galdana a la una de la tarde, con muchas horas de sol todavía por delante, ya había subido el termómetro hasta los 34,9 grados, mientras que Ferreries la máxima de la jornada se elevó hasta los 35,2.

Para este sábado se mantiene la alerta amarilla por temperaturas extremas.

La previsión es que a partir de este domingo las temperaturas nos den un ligero respiro, aunque se espera que durante toda la semana las máximas oscilen entre los 30 y los 32 grados. Recuerdan desde Aemet que en el caso de Menorca lo normal -en el 80 por ciento de los casos- es que las olas de calor se produzcan entre la segunda semana de julio y la primera de agosto. «Ya había ocurrido alguna vez en junio, pero podemos decir que se trata de algo excepcional», concluye Gili.