El arte de cocinar y aprovechar

Ada Parellada enseña    a cocinar reduciendo la cantidad de residuos

|

Valorar:
La cocinera ofreció una clase magistral para optimizar el aprovechamiento de los alimentos. Preparó unas verduras en escabeche y una tosta con paté de berenjena.

La cocinera ofreció una clase magistral para optimizar el aprovechamiento de los alimentos. Preparó unas verduras en escabeche y una tosta con paté de berenjena.

Gemma Andreu

Planificar, planificar y planificar. Parece que no hay mejor receta para luchar contra el desperdicio alimentario. Bien lo sabe Ada Parellada, cocinera conocida por dirigir en Barcelona el restaurante Semproniana, quien ayer fue la estrella invitada de la sección Cooking Films del Festival Internacional de Cine de Menorca.

La experta en gastronomía impartió en la Cooperativa San Crispín de Alaior el taller «Com cuinar sense residus?».«La manera más gráfica de ver qué despilfarras en casa es abrir el cubo de la basura», relata la cocinera, quien sostiene que lo que allí encontramos casi siempre es «lo que hemos comprado de forma impulsiva». De ahí que insiste en la «importancia» de crear el hábito de planificar con el objetivo de «hacer una lista de la compra más adaptada a los que sabemos que vamos a comer durante una semana».

Dice Parellada que los productos que más habitualmente tiramos son las verduras, el pan y la fruta, por ese orden. Y para demostrar que esos elementos pueden tener una vida más larga de la que nos imaginamos, obsequió a los asistentes al taller con una lección sobre cómo convertir esas verduras que ya no lucen tan bien en un plato en escabeche.También recuperó un trozo de pan para hacer una buena tostada untada con un paté de berenjena.

«La planificación es un palo, un rollo; es como ir al gimnasio, al principio cuesta pero luego vas cogiendo el hábito y te sientes mucho mejor», defiende la cocinera, quien está convencida de que «hay que recuperar los fogones para combatir el despilfarro».

Pero no todo gira en torno a programar bien lo que hay que comprar para llenar la nevera y proyectar una semana de menús. «La cantidad es importante, pero también saber cómo y    de    dónde viene el producto». Y en ese sentido, la cocinera lo tiene claro: «Hay que optar por alimentos de proximidad; hay que militar en ese aspecto.Cuando compras de esa forma    contribuyes con tu entorno económica y socialmente», concluye cuando habla del camino hacia un modelo más sostenible.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.