Imagen de las celebraciones de Sant Marti en Es Mercadal. | ARCHIVO

Se puede decir que Menorca es una fiesta durante todo el verano con un calendario que se abre con las fiestas de Sant Joan en Ciutadella (23 de junio) y que cierra la temporada con las de la urbanización turística de Cala en Porter, en Alaior, en septiembre. Entre medias, prácticamente cada semana alguno de los municipios o localidades se sumerge en una celebración que gira, principalmente, en torno al caballo y que alcanza uno de sus momentos álgidos con los Jaleos en las céntricas plazas de cada pueblo. Una intensa agenda de la que repasamos en este artículo las citas más importantes.

El calendario de fiestas en Menorca 2022


Ciutadella: Sant Joan

  • 23 y 24 de junio. Su tradición se remonta siglos atrás y aplican unos protocolos diferentes a los del resto de los pueblos. Además es la que más gente reúne, con multitud de personas que se desplazan desde fuera para disfrutar de un acontecimiento que se convierte en todo un espectáculo.

Es Mercadal: Sant Martí

  • 16 y 17 de julio. Si las de Sant Joan, las más mediáticas de la Isla, son las primeras del calendario, hay que tener en cuenta que la temporada alta no comienza hasta casi un mes después, mediado el mes de julio. Es por eso que las fiestas de Es Mercadal tienen un sabor muy especial.

Fornells: Sant Antoni

  • 23 y 24 de julio. La fiesta continúa en el mismo municipio a la semana siguiente. Si bien la mayoría de las celebraciones siguen un patrón protocolario muy parecido, las de Sant Antoni cuentan con un atractivo especial al ser de las pocas que se festejan al borde del mar.

Es Castell: Sant Jaume

  • 24 y 25 de julio. La cuarta es sin duda la semana grande de las fiestas menorquinas en el mes de julio, ya que prácticamente se solapan las de Fornells con las de Sant Jaume. Mientras que en algunos municipios prefieren hacer coincidir las celebraciones con el fin de semana, en Es Castell son más partidarios de ser fieles a la fecha exacta.

Es Migjorn: Sant Cristòfol

  • 30 y 31 de julio y 1 de agosto. Una buena manera de acercarse a las fiestas menorquinas es hacerlo a través de los pequeños formatos. Muy concurridas, aunque lejos de las concentraciones de gente de otros municipios más grandes, las de Es Migjorn Gran son perfectas para acercarse a los protocolos festivos.

Llucmaçanes: Sant Gaietà

  • 6 y 7 de agosto. Hay municipios en los que la celebración se extiende más allá del patrón o patrona municipal. Ese es el caso de Maó, donde algunos de sus núcleos urbanos, como el Llucmaçanes, también hacen girar sus fiestas en torno al mundo del caballo y los caixers.

Alaior: Sant Llorenç

  • 13 y 14 de agosto. Tras un intenso mes de fiestas patronales, cuando en el calendario llega el tiempo de las perseidas, o lágrimas de San Lorenzo, es el turno de Alaior. Celebración de protocolo tradicional pero con un atractivo especial, las corregudes de Es Cós del 15 de agosto.

Sant Climent

  • 20 y 21 de agosto. Otro núcleo urbano mahonés que cuenta con fiestas propias, siempre durante el tercer fin de semana de agosto. En este caso, la nota de color llega a través de la pluja d’aigua para cerrar el programa de fiestas de una manera    refrescante.

Ferreries: Sant Bartomeu

  • 23, 24 y 25 de agosto. Otra buena ocasión para descubrir la esencia de la celebración popular desde las pequeñas distancias. Unas fiestas que reproducen los protocolos más tradicionales pero con elementos que le dan un toque de distinción.Y es que además del tradicional Jaleo de caballos, estos ceden el protagonismo en la jornada final a los asnos con una interpretación más humorística de la fiesta.

Sant Lluís

  • 27, 28 y 29 de agosto. La cuarta también es tradicionalmente la semana grande de las fiestas menorquinas en agosto. Finalizadas las de Ferreries, dos días después el desfile de caballos y jinetes se traslada a la otra punta de la Isla. En este caso, el toque diferente llega con el tradicional desfile de carrozas.

Maó: Mare de Déu de Gràcia

  • 7, 8, y 9 de septiembre. Junto a las de Ciutadella, las de Maó conforman las dos grandes fiestas populares menorquinas. Los mahoneses celebran en la Plaça Constitució el que sin duda es uno de los Jaleos más espectaculares y animados del verano. Entre sus actos también figuran las carreras en el Cós de Gràcia.

Es Mercadal y El Toro: Sant Nicolau

  • 10 y 11 de septiembre. Las de Maó ponen el broche a las celebraciones populares del verano, pero no son las últimas del calendario. La cima de Menorca, El Toro, acoge otro de los jaleos más espectaculares del estío, con al menos un jinete representando a cada uno de los municipios de la Isla.

Cala en Porter

  • 17 y 18 de septiembre. Y tres meses después de que con el Dia des Be en Ciutadella comenzara la temporada de fiestas, esta llega a su fin en la urbanización turística de Alaior. Y lo hacen con la única celebración en la que los caballos pisan la arena de la playa.