El Govern ha autorizado la apertura de comercios en cinco días festivos de 2003.

0

Este requerimiento coincide casi temporalmente con la presentación de un recurso contencioso-administrativo presentado contra este mismo acuerdo por la patronal que agrupa a las grandes superficies, la Asociación Nacional de Medianas y Grandes Empresas de Distribución (ANGED).

Por lo que respecta al requerimiento presentado por el Ministerio, los fundamentos de derecho recuerdan que el Real-Decreto de Medidas Urgentes de Intensificación de las Competencias de Mercados de Bienes y Servicios, aprobado por el Gobierno, «es una norma básica dictada por el Estado en virtud de las competencias sobre regulación de las condiciones básicas que garanticen la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de los derechos constitucionales y sobre bases y coordinación de la planificación general de la actividad económica».

El Ministerio de Economía recuerda que este Real-Decreto fija en 11 el número de domingos y día festivos que pueden permanecer abiertos los comercios que están sometidos al régimen general de horarios comerciales. Sin embargo, el vicepresident del Govern, Pere Sampol, aprobó una orden en la que sólo se autoriza la apertura de comercios durante cinco domingos o festivos del año 2003: el 5 de enero, el día de Jueves Santo, el 1 de noviembre, el día de la Constitución y el día 21 de diciembre. El Ministerio considera que esta orden «contraviene notoriamente el precepto básico de la normativa estatal».

«La mencionada orden limita irregularmente el ámbito de la actividad comercial libre de los empresarios del comercio de Baleares en términos que rompen la igualdad de éstos con los del resto de España quienes -como queda dicho- podrán en todos los casos prestar libremente el servicio público al menos durante once domingos y festivos durante el año 2003», señala el Ministerio en su requerimiento.

En paralelo a la decisión del Ministerio que dirige el vicepresidente segundo del Gobierno, Rodrigo Rato, la patronal de grandes superficies ha optado por presentar directamente un recurso ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Balears en el que se solicita que se impugne la orden del vicepresident.

En el recurso contencioso-administrativo presentado se expone que la patronal de grandes superficies de distribución tiene derecho a solicitar la impugnación del acuerdo del Govern «dado que ostenta la representación y defensa de intereses de carácter general y corporativo a los que la disposición impugnada afecta directamente».

La orden de apertura de cinco domingos o festivos para el año 2003 se firmó el 25 de noviembre tras una serie de reuniones con el sector comercial. Desde el primer momento, la patronal de las grandes superficies ya reclamó que este año se autorizara la apertura en los 11 domingos o festivos que permiten las medidas liberalizadoras aprobadas por el Gobierno central. Los pequeños comercios estaban de acuerdo con el Govern.