0

La empresa pública AENA destinó durante el pasado año alrededor de 4,6 millones de euros para inversión tecnológica y gastos de personal para la realización del control de los equipajes en bodega en el aeropuerto de Palma, que estará operativo al cien por cien a finales de abril. Según consta en una respuesta parlamentaria del Gobierno a una pregunta del grupo socialista, el total de las inversiones por este concepto realizado por AENA en todos los aeropuertos asciende a 39.859.796 euros, lo que permitirá que la inspección del cien por cien del equipaje sea una realidad en todos ellos a finales de 2003.

En el aeropuerto de Eivissa se han invertido para ello unos 1,14 millones de euros, mientras que en el de Menorca se han aportado 731.000 euros. La inspección del cien por cien de los equipajes facturados se empezó a aplicar a partir del 1 de enero de este año en treinta aeropuertos, mientras que en siete de ellos la medida se empezó a implantar de forma progresiva. De estos siete aeropuertos, en el de Son Sant Joan este sistema estará operativo al cien por cien a finales de abril; en el de Reus, a finales de agosto, y en los de Madrid-Barajas, Barcelona, Málaga, Alicante y Santiago, a lo largo del tercer cuatrimestre.

El Gobierno explica en su respuesta que en estas siete instalaciones aeroportuarias la medida se está implantando de forma progresiva para que no afecte a la calidad diaria de la prestación del servicio que ofrece AENA a sus usuarios, tanto a pasajeros como a compañías aéreas. Del total de la inversión realizada el pasado año, la mayor parte correspondió al aeropuerto de Madrid-Barajas, con 6.548.621 euros, de los cuales 4.593.060 fueron en tecnología y el resto en gastos de personal. Tras este, se situó el de Barcelona, en el que se invirtió un total de 5.341.522 euros, de ellos, 2.619.580 correspondieron a gastos en tecnología y el resto a personal.