0

Air Nostrum es hasta el momento la única compañía interesada en operar las rutas interinsulares en los términos que establece el proyecto de declaración de servicio público elaborado por el Ministerio de Fomento, tras descartar su participación las compañías Air Europa, Spanair-Aebal, Air Berlín y Hola Airlines, según reconoció ayer la consellera de Obres Públiques, Habitatge i Transports, Mabel Cabrer.

La consellera anunció la presentación por parte del Govern de alegaciones al anteproyecto de declaración de servicio público de Fomento en las que rechaza cualquier incremento de la tarifa máxima para los vuelos interinsulares (fijada en 72 euros por trayecto en las rutas Palma-Eivissa y Palma-Maó), tal y como solicita la compañía Air Nostrum.

Además, el Govern pide a la direción general de Aviación Civil que «clarifique» o «establezca mayores limitaciones» al sistema de tarifas previsto para dichas rutas ante la posibilidad de que las aerolíneas puedan incrementar un 25 por ciento el precio de la tarifa básica en el 25 por ciento de las plazas anuales programadas y en un máximo del 50 por ciento de la capacidad de un mismo avión. El Govern acepta que esta cláusula «puede provocar ciertos abusos por parte de los operadores» y sostiene que su modificación «permitirá evitar malas interpretaciones», aunque recuerda que el establecimiento de una tarifa única podría traducirse en la eliminación de los descuentos a colectivos sociales.

Vuelos con la Península
La Conselleria de Transports ha remitido al Ministerio de Fomento las alegaciones elaboradas por los consells insulars de Menorca y de Eivissa i Formentera, el PSIB-PSOE y el Pacte Progressista d'Eivissa en los que coinciden en reclamar la ampliación de la declaración de servicio público a los corredores aéreos con los principales aeropuertos españoles, Madrid y Barcelona. El PSIB-PSOE solicita una tarifa única menor a la prevista por el Gobierno y el Consell de Menorca pide una rebaja de aproximadamente un 10 por ciento.

La consellera de Transports considera que los ciudadanos de Menorca, Eivissa y Formentera «tienen mucha razón» al solicitar mejoras en las comunicaciones aéreas con la Península. Por esta razón, ha pedido al Ministerio de Fomento que incorpore «algún tipo de tratamiento específico» en dichas rutas para garantizar los enlaces aéreos con la Península durante la temporada de invierno, con el objetivo de que los ciudadanos puedan ir y volver en el mismo día.

Por otra parte, la Asociación Española de Compañías Aéreas, AECA, pesentó ayer un pliego de media docena de alegaciones al Ministerio de Fomento, que no harán pública hasta que la dirección general de Aviación Civil no las haya estudiado.

El delegado de Air Berlín en España, Alvaro Middelmann, anunció que su compañía ha presentado dos tipos de alegaciones al proyecto del Gobierno. En primer lugar proponen una subvención mediante una cantidad fija a los ciudadanos, frente al descuento actual del 33 por ciento de la tarifa, como también pide la compañía Hola Airlines, aunque ésta no ha presentado alegaciones. Middelmann considera «históricamente probado» que el sistema de descuentos contribuye a aumentar las tarifas aéreas, perjudica a las compañías con precios más bajos y limita la competencia. Pone como ejemplo los 24 euros que se ahorrarán los ciudadanos de Balears con el decuento de residente sobre la tarifa básica de 72 euros. «Que den al ciudadano esos 24 euros y que éste elija con quien vuela». Air Berlín también ha solictado una flexibilización de los requisitos para la programación de vuelos adicionales en momentos punta de demanda.

Cabe recordar que Air Nostrum ha pedido un aumento de la tarifa máxima de 72 a 83 euros, IVA y comisiones no incluidas.