La ermita de Gràcia de Maó se empezó a construir el 13 de julio de 1436.

0

El yacimiento de Torralba d'en Salord será el eje central de la celebración en la isla de las Jornadas de Patrimonio Histórico, que en esta ocasión quieren ser un homenaje a la figura del arqueólogo Manuel Fernández Miranda. Este certamen cultural tendrá lugar a principios de mayo y pretenden recordar a uno de los impulsores de la arqueología en la isla y que situó a los restos prehistóricos de Menorca en los foros nacionales e internacionales. Por este motivo el área de Cultura también pretende que en el próximo pleno del Consell se le conceda el premio Maria Lluïsa Serra a título póstumo. Sería la primera vez que se otorga este galardón mediante este sistema tras premiar a Francisco Fornals en el año 2001 y a Gabriel Llambies en 2002.

El conseller de Cultura, Josep Portella, también presentó ayer el libro Capelles i ermites rurals a Menorca que pretende recoger todas las construcciones de este tipo que se hallan en la isla. El texto es fruto de un trabajo de investigación elaborado por Llucía Pons Olives y que esta semana aparecerá en las librerías de la isla. Se ha hecho una primera edición de 500 ejemplares que ha costado 5.500 euros, más el valor de la beca de estudio de estas instalaciones realizado por la autora del libro.

Portella también anunció el inicio del expediente para designar como Bien Catalogado la colección bibliográfica Son Vives que pertenece a José Ignacio Montobbio. Esta biblioteca consta de 6.000 ejemplares más una enorme cantidad de documentación y en ella predominan los textos de la primera mitad del siglo XX.