0

Doce empresas de Ferreries ya han mostrado su interés en instalarse en las naves modulares que el Institut de Desenvolupament Industrial (Idi) construirá en Ferreries. El proyecto experimentó ayer un paso adelante con la firma del convenio de colaboración entre el conseller de Economia del Govern balear, Pere Sampol y el alcalde, Román Sintes.

Mediante este acuerdo, el Ajuntament cede al Govern dos parcelas incluidas en la futura ampliación del polígono de Ferreries. Estas dos parcelas disponen de una superficie total de 2.100 metros cuadrados, donde el Idi se encargará de construir la naves modulares después que el Consistorio urbanice los solares.

Según explicó el delegado del Idi en Menorca, Mateu Martínez, la nave podrá albergar a un máximo de seis empresas. Tras la realización de las obras, el Idi abrirá un concurso público en el que se primará en primer lugar a aquellas que pertenezcan a Ferreries y las radicadas en el sector servicios.

Todo ello, y según comentó el conseller Pere Sampol, responde al objetivo de cubrir la demanda de suelo industrial por parte de las pequeñas empresas y a precios razonables.

Además, se ofrecerán condiciones ventajosas para las empresas que deseen instalarse en el polígono, que bien podrán adquirir directamente su espacio o pagarlo por el sistema de 'renting' en diversas anualidades.

La conselleria, según apuntó ayer Sampol, confía entregar las llaves de las naves dentro de un año, toda vez que el Ajuntament inicie la urbanización de los terrenos.

Por otra parte, se introducirán criterios de sostenibilidad medioambiental en las naves industriales, como la separación de residuos o el ahorro de agua.

El Idi ya ha llevado a cabo actuaciones similares en los polígonos de Es Migjorn y de Es Mercadal.