0

El portavoz del grupo popular de Es Migjorn, Antoni Borràs, se reunirá esta semana con el concejal de la Alternativa, Josep Maria Foguet, y con el representante de Unió Centristes de Menorca, Lucas March, para analizar la nueva situación municipal generada por la ruptura unilateral de relaciones acordada por el PSOE.

Borràs, que se ha convertido en los últimos días en el blanco de las críticas del equipo de gobierno, aseguró ayer sentirse «tranquilo» e insistió en que la convocatoria del PP «obedece al deseo de conocer los puntos de vistas de estos dos partidos sobre la situación del Ajuntament de Es Migjorn».

El portavoz del grupo del PP analizó ayer los últimos acontecimientos vividos en el municipio durante la reunión que celebró en Es Migjorn la agrupación local del partido.

El líder de la oposición participará esta tarde en otra reunión en Maó con miembros de la Ejecutiva Insular del PP.

Los concejales del PSOE anunciaron la pasada semana que no restablecerán relaciones con el PP hasta que este partido retire el recurso presentado ante los tribunales contra la sentencia del magistrado Bartomeu Mesquida que absolvió, el pasado 28 de abril, al alcalde, Pere Riudavets, de los delitos que se le imputaban.

El equipo de gobierno ha pedido, además, al PP que asuma su responsabilidad. Califica de «muy grave» el recurso presentado por Antoni Borràs, Manuel Triay, J. Bosco Triay y Jaume Riudavets. En su opinión, «pone de manifiesto la nula voluntad de los representantes populares de contribuir a mejorar la convivencia en el municipio». El PP no se ha arrugado ante estas críticas y por boca de su presidente, Juan Manuel Lafuente, ha pedido al PSOE que se disculpe ante Borràs por impedirle que acceda al registro.