En el acto estuvo presente la presidenta del Consell Insular.

0

La residencia de ancianos que el Consell tiene en Maó celebró ayer una multitudinaria comida para festejar sus 25 años de existencia.

En el banquete, aparte de los propios residentes, también asistieron la presidenta del Consell, Joana Barceló, y el resto de miembros de la corporación insular, así como los anteriores presidentes de la máxima institución de la isla y los antiguos responsables del área social.

Al finalizar la comida, la presidenta Joana Barceló entregó unas placas conmemorativas a los administrativos que con su trabajo han hecho posible la importante labor de la residencia. Entre ellos encontramos a Tomeu Febrer, Mateu Martínez, Joana Portella y la que fue la administradora del centro hasta el 2001, Joana Quintana.

También la recibieron la directora de la residencia hasta este año, Cecilia Padrós, que actualmente ejerce de directora insular de la red sociosanitaria, y Sergio Llabrés que hace 25 años fue uno de los verdaderos impulsores de la iniciativa.

Además, el Consell no quiso olvidarse de los dos residentes y otros dos trabajadores presentes en el centro desde el mismo día que se abrió, entregándoles un pequeño obsequio conmemorativo.

Para celebrar su 25 aniversario, la residencia geriátrica también realizó el pasado viernes y durante el día de ayer unas jornadas de puertas abiertas. Los visitantes pudieron comprobar las actividades que los residentes han realizado a lo largo de esta temporada, así como observar la exposición que se ha preparado con los materiales que los internos han ido elaborando en los diferentes talleres de artesanía, marquetería y pintura, entre otros.