0

La Paleontología es una ciencia en constante revisión pues cualquier nuevo descubrimiento puede hacer cambiar el mapa de la disciplina. Basta un trozo de falange y una pieza de dentadura, por ejemplo, para introducir un nuevo eslabón en la cadena que conduce hacia nuestros primeros ancestros. En "Genes, cerebros y símbolos", Jordi Agustí (Barcelona, 1954) nos pone al día de todo lo que se sabe hoy sobre los orígenes del hombre y de cómo este conocimiento ha ido evolucionando a medida que se ha ido ampliando el registro material y fósil y la genética ha irrumpido en esta ciencia.

La vocación de Jordi Agustí por la Paleontología es sin duda a prueba de bombas. Estudiamos juntos la Primaria y el Bachillerato en las Escuelas Pías de Sarrià y en una ocasión en quinto o sexto curso fue él quien nos dio una clase para explicarnos la Teoría de la Evolución, matizando así las clases que nos daba el profesor de Ciencias Naturales, un sacerdote acérrimo defensor del creacionismo.

En la actualidad Agustí es profesor de investigación ICREA en el Instituto de Paleontología Humana y Evolución Social en Tarragona y ha renunciado a jubilarse a la edad en que la mayoría lo hacemos, para continuar investigando. Ha dirigido y participado en diversos proyectos de investigación en Europa, entre ellos el yacimiento de Dmanisi, en Georgia, donde se han descubierto los homínidos más antiguos de Europa, datados en 1,7 millones de años. Tiene además una gran vocación por la divulgación científica y ha escrito numerosos artículos y libros, quizás como una herencia literaria del periodista Ignacio Agustí, su padre, autor, entre otras, de la novela "Mariona Rebull"

A diferencia de su `progenitor él prefiere la realidad a la ficción y su realidad es la de los antepasados de la actual humanidad, así como los primeros Homo Sapiens de los que `procedemos. Ese es el tema de su último libro "Genes, cerebros y símbolos. Las raíces de la naturaleza Humana".

El libro de Jordi Agustí se interroga además sobre cuáles son las características que nos hacen humanos. No creo hacer ningún spoiler si digo que muchas de las cosas que consideramos propias del género humano son también compartidas por diversos animales. Además, cuenta la fascinante historia de los hitos que han jalonado la evolución del linaje humano en la Tierra, lo que sabe hoy la ciencia que investiga los orígenes del hombre y los vuelcos que se han producido en nuestro conocimiento, a medida que se han producido nuevos hallazgos materiales, tanto de objetos como de piezas de esqueleto. y la genética ha entrado para revolucionar el mapa de la disciplina.

En el interesante capítulo dedicado a los neandertales, señala que el canibalismo de estos humanos con un cerebro de tamaño superior al nuestro pudo ser una de las causas por las que perdieron la competición en su interacción con los Sapiens y la competencia por los recursos. Sin embargo, como sabemos hoy, su extinción no fue absoluta pues los humanos modernos conservamos entre un 2 y un 4 por ciento de genes neandertales.

Agustí es un sabio de la paleontología y está atento a todos los nuevos descubrimientos que se producen en este campo del conocimiento. El día en que el hallazgo de algunos huesecillos nos de nuevas pistas sobre nuestros antepasados remotos o cercanos, mi amigo estará allí para actualizar nuestros conocimientos y contárnoslo con erudición y claridad.

Genes, cerebros y símbolos. Las raíces de la naturaleza humana

Jordi Agustí

Tusquets Editores

303 páginas