David le Breton es un sociólogo y antropólogo francés que ha dedicado varias obras a reflexionar sobre la importancia del acto de caminar en nuestras vidas. En el año 2000 escribió una pequeña perla titulada “Elogio del caminar” que diez años después fue publicada en España `por Siruela. Ahora la misma editorial ofrece “Caminar la vida. La interminable geografía del caminante” en el que Bretón vuelve al mismo tema con nuevas aportaciones sobre la experiencia del caminar.

Como ya hizo en su anterior libro, el autor recoge testimonios de otros escritores y filósofos que han hecho del paseo un arte además de una necesidad vital. Junto al paseante solitario Rosseau encontramos a personajes como Basho, Thoreau, Peter Matthiessen o Jacqueline de Romilly que evocan las virtudes del caminar. Asimismo, Le Breton cuenta sus propias experiencias como caminante y no duda en ocasiones en citarse a sí mismo entre comillas.

En este libro encontramos pensamientos y cavilaciones sobre si es mejor caminar solo o acompañado., invitaciones a recorrer el mundo andando, avisos y consejos sobre las adversidades que puede encontrar un caminante, meditaciones sobre el paisaje, advertencias sobre el dolor que puede tratar de frenarnos, apuntes sobre las incomodidades que pueden padecer los andarines.

Paseando entre sus páginas llegaremos a un bonito capítulo sobre el Camino, esa ruta de peregrinaje que conduce a Compostela. En el pasado el Camino de Santiago fue un lugar de devoción y hoy, sin haber perdido del todo la esencia, es una atracción turística y deportiva para cientos de miles de personas, aunque en el no tan lejano 1982 solo lo recorrieron 120 personas, según recoge el autor basándose en las cifras de las autoridades religiosas.

Antes de llegar a la meta, Le Breton ofrece dos capítulos cuyo título ya ilustra el contenido: caminar para jóvenes desarraigados y caminar para sanar. Al final del camino nos espera “la melancolía del retorno” y un buen puñado de datos y citas para reforzar nuestra afición por el paseo y la marcha.

Elogio del caminar. la interminable geografía del caminante

David le Breton

Traducción de Hugo Castignani

Editorial Siruela

185 páginas