Sebastián Triay Fayas, acompañado por su familia, durante su emocionada intervención, el viernes, para celebrar «todo lo bueno que está por venir».

En el Hotel Gran Sagitario, que logró abrir gracias a su perseverancia, tras siete años de incabables trámites y gestiones con las administraciones, Sebastià Triay Fayas; su esposa Antònia Amorós Salord, y sus tres hijos -Joan, Lluís y Marianna- organizaron    un espléndido encuentro ‘en bona companyia’ para «dar las gracias a todos nuestros colaboradores por acompañarnos hasta aquí y celebrar todo lo bueno que está por venir».

Sagitario Hotels, ejemplo de empresa familiar de Menorca, se ha consolidado como un potente grupo empresarial, acreditado por la seriedad, honestidad y trabajo en equipo. Una historia que empezó en los años 80 en un pequeño hostal situado en el centro histórico de Ciutadella, regentado por los esposos Sebastià y Antònia. Cuarenta años después cuenta con una plantilla de 220 empleados y este año rubrica una facturación de 16 millones de euros.

Aquel matrimonio emprendedor comprendió las extraordinarias oportunidades de negocio que ofrecía el turismo a Menorca, que vivía entonces de la industria manufacturera del calzado y la bisutería, y de la actividad agrícola-ganadera para la producción de leche y queso; y cuando mallorquines e ibicencos compraban los mejores espacios y solares costeros, calificados con uso hotelero, para construir establecimientos turísticos en primera línea.

Sebastià Triay ha reivindicado siempre la implicación de Menorca y de los menorquines en los negocios turísticos. «Es necesario que los menorquines tengamos participación en el turismo y que los beneficios que se generen de él puedan reinvertirse en la Isla», declaró en noviembre de 2018 a «Es Diari».

Su concepción del negocio se    sustenta sobre seis grandes valores, que impregnan todas sus actuaciones, y que ha transmitido a sus trabajadores: inclusividad, sostenibilidad, diversidad, honestidad, menorquinismo y familiaridad. Porque Sagitario es cien por cien menorquín    y el presente y futuro de esta empresa es su origen familiar.

Los dos retos

La familia Triay Amorós también ha sabido diversificar con la compra de tres llocs: Biniatzem, en Es Migjorn Gran;    Son Marc, en Ciutadella; y S’Aranjassa, en Es Mercadal. Así ofrece producto local ‘kilómetro cero’ a los clientes de sus hoteles, aunque la rentabilidad de las explotaciones agrícolas sigue siendo hoy muy baja.

Los dos grandes retos de una Menorca que hoy depende del sector servicios, porque el turismo aporta más del 80 por ciento del PIB insular, consisten, según Sebastià Triay Fayas, en la desestacionalización y en la masificación, que acota a 45 días en verano. Y recuerda temporadas en las que abrió los hoteles a principios de marzo y cerró en la primera quincena de noviembre. Su intervención, emocionada y valiente, arropado por todo el núcleo familiar, fue escuchada con atención, entre otros, por la expresidenta del Consell, Joana Barceló; Azucena Jiménez, gerente de la Asociación Hotelera de Menorca, y Cristòfol Mus, de CaixaBank, así como muchos de los colaboradores, proveedores, empresarios y amigos que han creído en este menorquín que hoy, tenaz y siempre optimista, sigue trabajando para culminar otros proyectos. Por ejemplo, el hotel en el Passeig Marítim de Ciutadella, que empezó hace diez años.

El ex-gurú de Més

El consultor mallorquín Jaume Garau Taberner, doctor en Economía, que dirigió la campaña electoral de Més per Mallorca en mayo de 2015, y después fue repudiado por esta formación por su implicación en el ‘caso Contratos’, asesora hoy a El PI y también a Més per Menorca para las elecciones municipales y autonómicas que se celebrarán en mayo de 2023.

El ‘caso Contratos’ tuvo su origen en una querella del PP que fue archivada al no aparecer indicios de delito y concluir que eran legales las adjudicaciones desde las conselleries de Més en el primer Govern Armengol a las empresas de Garau. Concretamente, seis contratos menores tramitados por procedimiento negociado.

Aquel caso, que fue el detonante de la destitución de la consellera de Cultura, Ruth Mateu, nombrada por Armengol a propuesta de Més per Menorca, provocó la salida de los nacionalistas menorquines del Govern y ya nada volvió a ser lo mismo en sus relaciones con Armengol y Més per Mallorca.

Asesorías en Dubai

Explica Miquel Adrover que Garau «tiene varias empresas de asesoría y en los últimos tiempos ha trabajado a nivel internacional, concretamente en Dubai, asesorando a empresas e instituciones de aquel país».

Director general de Relaciones Europeas en el segundo Govern presidido por Francesc Antich (2007-2011), Jaume Garau, que rompió con Més per Mallorca, ahora ha sido fichado para la estrategia y los mensajes electorales de mayo del 2023 de dos formaciones políticas: El PI, desde Mallorca, y, al mismo tiempo, de Més per Menorca.

Punto de vista

Preguntas de la semana

  • ¿Cuándo estará redactado y cuándo remitirá el Consell el proyecto del tramo de Rafal Rubí a la Comisión Balear de Medio Ambiente?                                                                         
  • ¿Explicará alguien porqué en agosto hubo este año 51.000 visitantes más cada día que plazas turísticas legales?                                                                   
  • ¿Convencerá la consellera de Movilidad a los ocho alcaldes para reordenar e insularizar el servicio del taxi?                                     
  • ¿Se aprobará una regulación insular para el uso de los patinetes en Menorca?       
  • ¿Aportarán el Consell y el Govern los 400.000 euros que le pide a cada uno el Ayuntamiento de Alaior para el Polígono La Trotxa?