Hace unos días, M.S. persona vecina de s´Arravaleta de Mahón, contactó conmigo para comentarme que en la calle del Norte, la parte superior del muro de la acera estaba destrozado… siendo peligroso para los peatones, con la posibilidad de tropezar y caerse.

Lo curioso del tema, es que para buscar el origen de este deterioro o destrozo, hay que remontarse a los días de las fiestas de Nuestra Señora de Gràcia, que tienen lugar durante el mes de Septiembre, por supuesto de este año.

Todo ocurrió cuando instalaron dos wc-portátiles para esos días de fiestas pero...¡Mal!. Señores de Dalt la Sala, supongo que el regidor de la cosa, lleva dos meses sin patear el Norte, la calle, no el Polo Norte que por cierto tiene la farola de esta zona apagada, hecho que descubro este pasado jueves… o sea, más peligro para el peatón.



Como dijo alguien, “aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid…”, recordarás apreciado lector, que también hay en nuestro querido centro de ciudad unas aceras por donde es peligroso andar, que son las de la calle de Ses Moreres. En ocasiones, he pensado que se podría montar una tirolina para cruzar la calle de lado a lado, de este modo se evitaría pisar el suelo y con ello evitar besar el suelo al tropezar con las irregularidades de sus “piedras” que han provocado numerosas caídas.

De hecho el Diari-MENORCA, publicaba el 29/4/2015: “El Ayuntamiento de Mahón ha sido condenado a indemnizar a una mujer con la cantidad de 21.947 euros por la caída que sufrió el pasado 12 de agosto de 2012 cuando caminaba por la calle Ses Moreres, a la altura del número 48, aproximadamente. El juzgado número 2 de lo Contencioso Administrativo de Palma de Mallorca que trató la demanda interpuesta por la afectada dictó la sentencia el pasado 23 de marzo.



La mujer, de 76 años de edad, se produjo una fractura cerrada extrema proximal del húmero y policontusiones en cara y cuello a resultas de la caída. Las lesiones le obligaron a ser intervenida quirúrgicamente, precisó cinco días de hospitalización médica y un total de 219 días para su recuperación total.

La sentencia ha considerado la demanda de la mujer afectada, cuyo abogado esgrimió el mal estado de la acera de la calle Ses Moreres con ciertos desniveles que eran susceptibles de provocar caídas, como sucedió en este caso, máxime tratándose de una persona de cierta edad. Esa fue la causa del accidente que originó a la mujer la fractura de su brazo y varias contusiones en el cuerpo cuyas secuelas tardaron casi ocho meses en sanar completamente.”



Vatuadell cent llamps, otra zona peligrosa para los peatones y camareros/as de las terrazas, con posibilidad de caídas, es la plaza de la Constitución, o sea, de la Parroquia…que según información fidedigna es que los adoquines están protegidos, siendo muy complicado “solucionar” este problema, descartan entonces extraerlos uno a uno y volverlos a colocar en el mismo sitio...Todo esto lo puedo entender, pero no lo comparto, ya que los de Dalt la Sala de protegerlos, nada de nada... La mayoría de los adoquines están agujereados, por la mano del hombre, ya que cada vez que instalan carpas, berbiquí al canto, agujero pertinente, tacos de plástico...Esta carpa la han instalado recientemente, para la Feria des Formatge, y es por ello que el pavimento se va convirtiendo en un queso suizo Emmental, hecho de leche de vaca y con agujeros característico.



Agujero más, agujero menos, es una lástima que no se utilicen para este tipo de eventos, las casetas de madera que doy por hecho que no necesitan anclajes de ningún tipo, por su propio peso.

Ya sé que soy muy reiterativo con la plaza de la Constitución, pero espero que algún día puedan solucionar el problema que no es insignificante.

Aiiissssshhhh apreciados lectores, si vivim coses veurem i esper veure-la aclarida algun dia…a sa nostra estimada Plaça de la Parroquia.



José Barber Allés

Mochilero

josebarberalles@gmail.com