Carta de los lectores

Otro punto de vista sobre Can Saura

| Ciutadella |

Valorar:

La Junta Directiva de Ciutadella Antiga ha hecho una exposición en la que se nos menciona, posicionándose en contra del alquiler de Can Saura al Ministerio de Justicia, por lo que desde UPCM queremos puntualizar:

1º No podemos compartir la afirmación de     que «tots sabem» que la duración de los años de alquiler «serien molts més que quatre» porque el contrato que se va a firmar será por un máximo de cuatro años. Así que el equipo de gobierno que se forme en 2015 no tendrá las manos atadas cuando expire el plazo del contrato y podrá decidir destinar el edificio a un uso museístico y/o cultural a partir de un proyecto serio y reflexivo.

2º El incremento del paso de vehículos será poco considerable porque en Ciutadella, afortunadamente, se practican pocas detenciones. Por otra parte la actividad comercial de la tienda y del bar que según el estudio defectuoso que se ha elaborado se abrirían en Can Saura también  implicarían un incremento del paso de vehículos.

3º La actividad de los Juzgados se desarrolla por las mañanas y no es susceptible por lo tanto de generar las molestias nocturnas al vecindario que generan a veces otras actividades. 

4º Los juzgados lo que hacen es impartir Justicia, actividad que desde hace  siglos nada tiene que ver con «l'espectacle i escarni públic». La publicidad de las vistas y la difusión en prensa cuando se trata de casos o sucesos de relevancia informativa son independientes del lugar en que se realicen.

5º En los juzgados no solo se celebran juicios penales, sino que se dan otras muchas actividades, celebración de bodas civiles, expedición de partidas de nacimiento, etc. y también generan el flujo de muchas personas normales, funcionarios, procuradores y abogados que puede contribuir en cierta medida a dinamizar la zona.

6º No tenemos la menor noticia de que el Ministerio de Justicia se haya interesado por instalar los juzgados en la antigua estación marítima, que no pertenece al Ayuntamiento sino a la Comunidad Autónoma y por lo tanto el Consistorio no tiene ninguna competencia para decidir su uso.

7º En cuanto a lo de empezar «poc a poc», «fent un concurs públic per posar un bar als baixos aprofitant el pati com a terrassa», efectivamente la apertura de Can Saura ya iba para largo porque, aparte de que según el estudio no se alcanzaría el «objetivo» de tener abiertas las tres exposiciones hasta dentro de tres años después de su apertura, serían necesarias entre otras actuaciones previas las «redaccions de diferents projectes», la «redacció de bases per concurs», elaborar una «Ordenança de preus públics», la redacción de proyectos para las exposiciones e incluso se propone una «modificació del PECHA per poder utilitzar el jardí com a terrassa» sobre la que nos reservamos de momento la opinión, pero que siempre supone un plazo largo de tiempo.

8º Sobre abrir Can Saura «malgrat sigui únicament cobrant un euro simbòlic per veure l'edifici gairebé buit als turistes si fa falta», puntualizar que aún suponiendo que se vendiesen igualmente las 15.000 entradas que según el anteproyecto que se ha elaborado corresponderían a «la suma dels visitatants de les tres exposicions que allí s'ubicarien», ni siquiera se cubrirían con dichos ingresos (15.000 euros)  los gastos generados por el sueldo más la seguridad social de uno solo de los porteros (22.347,78 euros) que según el anteproyecto serían necesarios en Can Saura.

9º Para abrir Can Saura, incluso sobre la resbaladiza base de un estudio que no es de fiar, hace falta tiempo, así que es mejor recuperar 432.000 euros de la inversión realizada, ahorrarse el mantenimiento y redactar de una vez un anteproyecto serio para poder ir dando todos los pasos y trámites administrativos necesarios para que pueda tener un uso cultural viable.