Cartas del lector

No es coste cero, es una irregularidad

|

Valorar:

De nuevo, y ya son unas cuantas la veces, ha caído en mis manos una nueva propuesta de una entidad que de manera gratuita ofrece servicios a empresas, autónomos, profesionales en la Isla para la implantación, auditoría y asesoría jurídica en materia de protección de datos de carácter personal, financiando estos servicios con cargo al crédito asignado para la formación de los trabajadores, un hecho que puede llegar a ser constitutivo de fraude.

La L.O.P.D. - Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal, data del 15 de diciembre de 1999, debería ser una norma establecida no es así. Son muchas las empresas, profesionales, asociaciones, organizaciones etc, que disponen de datos personales en sus archivos y no cumplen con la normativa, pese a que como siempre, es más fácil y económico cumplir, que arriesgarse a la denuncia, inspección y posible sanción.

Dicho esto, el problema se agrava cuando pasean por Menorca algunos consultores cuyo argumento comercial es el cumplimiento de esta norma gratuitamente a cargo del presupuesto como formación para los trabajadores mediante la Fundación Tripartita. Amparándose en elocuentes argumentos, sobrados servicios, incluso algunos a nivel nacional y alguna amenaza.

Si bien es cierto no quiero entrar en la discusión de si es o no regular este sistema de formación bonificada, lo que no podemos evitar es cumplir con la norma establecida y esa está clara.

El aviso a empresas, profesionales, organizaciones, asociaciones, instituciones, en definitiva cualquier entidad jurídica que disponga en sus ficheros de datos personales, sean del tipo que sean, deberán siempre cumplir con la norma y esto es inevitable y así se expresa en la web de la Fundación. Les dejo el enlace:

http://www.fundaciontripartita.org/Noticias/Noticias/Nota_bonificaciones_LOPD.aspx

Ahora bien, acceder a argumentos comerciales falsos y maliciosos sin hacer las debidas comprobaciones nos llevará en el mejor de los casos a: mal gastar nuestro dinero, no conseguir absolutamente nada a cambio, no cumplir con la norma, y probablemente acabar siendo denunciados, inspeccionados y posiblemente sancionados por el Servicio Público de Empleo Estatal y/o la Agencia Española de Protección de Datos.

El daño causado ya es inevitable, evitemos el no causado.