EditorialEditorial

El PSOE cambia la designación de los ‘número 1’

Valorar:

En un momento de acentuada desafección y cuando los partidos son cuestionados por la ciudadanía, el PSOE cambia el proceso de designación de los candidatos que encabezarán las listas al Consell y las alcaldías de Maó y Ciutadella en las elecciones municipales y autonómicas del 2015. Un gesto y un paso dirigido a fomentar la participación, porque en lugar de ser el comité insular, la decisión se pone ahora en manos de toda la militancia socialista.

Pero estos tres casos -Consell, Maó y Ciutadella- no estarán abiertos a los simpatizantes, que, en cambio, podrán participar en la elección del candidato a la presidencia del Gobierno del 2016 y las comunidades autonómas, como será Balears.

La exministra Carme Chacón ya ha expresado su discrepancia con la exigencia de redactar un censo de primarias en el que los simpatizantes deberán inscribirse y que se cerrará «al menos seis días antes» de la votación. Según Chacón, habrá quienes desistirán al tener que hacer dos viajes -uno para inscribirse y otro para votar-, pero Alfredo Pérez Rubalcaba, que sigue sin aclarar su futuro, advierte que sin un censo «cierto y claro» no se podrá garantizar un procedimiento «limpio».