Editorial

Combatir y erradicar el picudo rojo, responsabilidad de todos

Valorar:

El Consell insular inició ayer una campaña para prevenir, combatir y erradicar la plaga del picudo rojo, que constituye una grave amenaza para las palmeras. El principal objetivo de esta actuación del Consell consiste en informar con claridad a la población menorquina para conseguir su concienciación y activa participación.

El conseller de Economía y Medio Ambiente, Fernando Villalonga, ha afirmado que «una plaga de estas características, que puede afectar a cualquier especie de palmera en Menorca, debe ser combatida de forma activa por todos».

Detectado por primera vez en España en 1994, el picudo rojo llegó a Menorca en octubre de 2013. Representa un riesgo real para las 26.107 palmeras censadas en la Isla, de las que 3.805 son públicas y el resto, 22.302, privadas. Afortunadamente, y gracias a los controles practicados, solo se han visto afectadas 169, lo que supone un 0,6 del total de los ejemplares; cien siguen en tratamiento y 29 se han salvado.

Un buen balance que debe tener continuidad ahora con tratamientos preventivos de fumigación, y, sobre todo, la alerta de la población menorquina para detectar nuevos casos.