Editorial

Maó y Ciutadella: dos puertos que deben ser complementarios

Valorar:

La nueva alcaldesa de Ciutadella, Joana Gomila, manifiesta, en su primera entrevista tras haber tomado posesión, su desacuerdo con la construcción de los dos duques de alba que el anterior Govern balear aprobó y licitó para el puerto de Son Blanc. De hecho, esta inversión, que asciende a 2,4 millones de euros, está a punto de ser adjudicada para incrementar la operatividad del puerto exterior de Ciutadella en el tráfico de pasajeros y mercancías con el atraque simultáneo de tres embarcaciones así como el amarre de buques de hasta 185 metros de eslora.

Según Gomila, «no hay que ampliar el puerto de Ciutadella para 'matar' al de Maó» cuando el sentido común aconseja que ambas infraestructuras portuarias sean complementarias, mediante una equilibrada ordenación de usos y actividades. No se entra de crear competencias ni enfrentamientos, sino de racionalizar.

El proyecto inicial del puerto de Son Blanc incluyó un muelle paralelo a Son Oleo, que fue suprimido. Los dos duques de alba vienen a recuperar aquel planteamiento original.

Las declaraciones de la alcaldesa de Ciutadella reabren el debate sobre los puertos de Maó y Ciutadella que Menorca debe afrontar sin visceralidades, con el objetivo de obtener los mejores aprovechamientos y servicios.