Editorial

Obstáculos para la reforma de la OSP con Madrid

Valorar:

La conexión aérea con la capital mediante la Obligación de Servicio Público (OSP), como garantía del servicio, necesita una mejora importante.

Tanto el Consell, como el Govern y el Parlament han solicitado al Ministerio de Fomento que la OSP incluya una tarifa plana de 60 euros y cuatro trayectos diarios. Sin embargo, el Gobierno no contempla esta opción, porque está en funciones y eso no le permite incorporar cambios considerables y porque si lo hiciera se demoraría la convocatoria del nuevo concurso lo interrumpiría el servicio.

El Consejo de Ministros aprobó la nueva convocatoria del concurso para la OSP sin cambios. Así se crea una situación complicada: o bien se mantiene un servicio con Madrid con precios que no responden a las demandas de los residentes o se interrumpe el servicio mientras se tramitan unas nuevas condiciones. Optar por esta segunda posibilidad, a partir de la reclamación que llega desde las Islas, puede crear incertidumbre, sin embargo aprobar la misma OSP es insatisfactorio.

La situación del Gobierno y las nuevas elecciones provocan que el Govern no tenga con quien negociar. Todo un dilema.