Editorial

Anticorrupción debe despejar las dudas sobre Alaior

Valorar:

La inclusión del Ayuntamiento de Alaior en la «Operación Termyca», una amplia intervención de la Fiscalía Anticorrupción que investiga presuntos delitos contra la Administración Pública por contrataciones irregulares sorprendió ayer tanto el gobierno municipal como a la oposición. La implicación del Ayuntamiento alayorense en esta investigación judicial se conoció primero a través de los medios de comunicación y después se confirmó cuando dos agentes de la Guardia Civil acudieron a las casas consistoriales para solicitar documentación relativa a la empresa CGI, una de las cuatro sociedades, entre ellas la originaria Efial, que motivó la apertura de una investigación que ayer provocó el registro de 23 ayuntamientos y la detención de doce personas.

El Ayuntamiento de Alaior contrató en 2013 a Coordinadora de Gestión de Ingresos (CGI) para el cobro de los impuestos de Alaior en vía ejecutiva. Lo hizo tras un concurso al que también optó Regestril.

Cabe reclamar la máxima celeridad para llegar al fondo de la cuestión y esclarecer lo ocurrido para que no queden dudas sobre la actuación municipal al adjudicar un servicio a una empresa investigada