Editorial

Cuando una mayor afluencia de visitantes no implica más facturación

Valorar:

Los Indicadores de Confianza Empresarial difundidos ayer por el Instituto Balear de Estadística y la encuesta sobre gasto turístico durante el mes de junio elaborada por la Federació de la Petita i Mitjana Empresa de Menorca coinciden en que no se alcanzarán este temporada cifras récord. A diferencia de lo pronosticado por quienes se apresuraron a lanzar las campanas al vuelo por el incremento de las reservas, los resultados ponen de manifiesto una situación menos optimista.

El aumento que se registra en la llegada de visitas no coincide con una mayor facturación, tal como admiten el 14,49 por ciento de las empresas consultadas por PIME-Menorca  al registrar una disminución de ventas en relación a junio del 2015. En el sector comercio son un 19,57 por ciento los establecimientos que han facturado menos y en alquiler de vehículos, un 16,67 por ciento. Al mismo tiempo, los indicadores de confianza constatan que los empresarios de Menorca -la única isla de Balears donde bajan- reducen las expectativas para la temporada alta.

El gran debate pendiente sobre el modelo turístico menorquín debe valorar que más visitantes no implica mayor gasto