Editorial

El proyecto para la gasificación de Menorca, en el aire

Valorar:

La constitución de la Comisión Consultiva para la Implantación del Gas Natural, que el Govern presentó como un «acuerdo institucional para culminar» la gasificación de Menorca, destapó las objecciones y discrepancias que advierten las alcaldesas de Maó y Ciutadella, Conxa Juanola y Joana Gomila, al proyecto ajudicado a Gas Natural Fenosa.

Al cuestionar el emplazamiento previsto por la empresa adjudicataria para ubicar los depósitos de almacenamiento, en suelo rústico, y plantear su traslado en suelo industrial, en el caso de Maó, y el Sector B-9 en Ciutadella -para el futuro desarrollo del Polígono Industrial- las alcaldesas obligan a Gas Natural a replantear la inversión para Menorca. El proyecto fue adjudicado, en marzo de 2015, tras el acuerdo de una comisión en la que participaron, además del Govern y el Consell insular, diputados del PP, PSOE y Més per Menorca. El acuerdo de adjudicación, mediante un proceso de libre concurrencia, fue aprobado con unanimidad política.

Al conseller Marc Pons, titular del departamento de Territorio y Energía, le corresponde solucionar los «problemas que se tienen que resolver» para que Menorca deje de ser la única isla de Balears sin gas natural.