Editorial

Sanciones ejemplarizantes a favor del patrimonio histórico

Valorar:

El dictamen del Consell Consultiu de Balears ha avalado la actuación del Consell insular para sancionar a los responsables de un atentado contra el patrimonio histórico de Menorca en la finca So na Aparets Vives de Ciutadella. En conjunto ascienden a 350.686 euros y suponen las multas más elevadas impuestas por destrucción de bienes catalogados y registrados, en este caso elementos arqueológicos de la cultura talayótica.

Las sanciones aprobadas por el Consell durante el anterior mandato, en junio del 2014, quedaron paralizadas por un informe jurídico externo que avalaba la tesis de los infractores -promotor, la propiedad de la finca y el arquitecto- y abría la puerta a un recurso extraordinario de revisión. El Consell Consultiu ha desestimado esta vía y ha avalado las multas.

El conseller Miquel Àngel Maria asevera que «es una sanción ejemplar» y pide que sea interpretada con este sentido y este objetivo. Estas multas constituyen una severa advertencia y un contundente toque de atención a favor de la protección del patrimonio histórico-artístico de Menorca, los bienes catalogados y los monumentos que forman parte de la riqueza cultural de los menorquines.