Editorial

La desconfianza y los vetos entre los socios desestabilizan al Pacte

Valorar:

La grave crisis institucional en la que se encuentra inmerso el Parlament sitúa al Pacte de la izquierda al borde de la ruptura. Así lo entiende Podemos, uno de sus socios principales, por el veto reiterado del PSOE y Més a que su diputado Baltasar Picornell asuma la presidencia después de haber forzado el cese de Xelo Huertas.

La tensión entre Podemos, PSOE y Més hace peligrar la estabilidad política de Balears, con una intransigencia que refleja una desconfianza mutua e impide hallar una salida negociada al colapso de la Cámara autonómica. Podemos debe asumir su responsabilidad en el lamentable e inédito espectáculo que perjudica el primer foro de representación y debate político de las Islas. Los recelos y prevenciones del PSOE y Més surgen al temer que, con Picornell, se repitan nuevos episodios como los que han desembocado en esta situación. Socialistas y nacionalistas proponen a Laura Camargo, que rechaza desempeñar la presidencia del Parlament.

Con desconfianzas, vetos y recelos es imposible avanzar y construir una acción política eficaz. Los ciudadanos de Balears exigen soluciones y que acaben estas tristes disputas.