Editorial

El Consell debe evitar demoras en la obra Ciutadella-Ferreries

Valorar:

La adjudicación de las obras de reforma de la carretera general en el tramo Ciutadella-Ferreries, con un plazo de ejecución de 16 meses y un presupuesto que asciende a 7,6 millones de euros -9,2 con el IVA- se está demorando, lo que impide cumplir el calendario anunciado por el gobierno del Consell. Sus previsiones consistían en tener adjudicada esta obra pública a finales de 2016.

Inicialmente, la mesa de contratación resolvió la licitación a favor de Constructora San José, que optaba al concurso con un presupuesto de 5,7 millones de euros, pero al incurrir en baja temeraria y no haber justificado los costes de ejecución, ahora ha aprobado una segunda adjudicación. Ha escogido la oferta presentada por Acsa Obras e Infraestructuras, con un importe de 6,2 millones de euros.

Es la segunda propuesta -de las diez que se han presentado al concurso para realizar estas obras en la carretera general- en puntuación, pero no es la segunda más económica. Las valoraciones de la mesa de contratación también han suscitado controversia entre las empresas licitantes. El Consell debe actuar con el máximo rigor para evitar recursos que demoren esta inversión.