Editorial

Es Migjorn: una grave crisis municipal que exige explicaciones

Valorar:

La mayoría absoluta que consiguió el PSOE en las elecciones municipales del 2015 en Es Migjorn auguraba un mandato sin sobresaltos. Pero el equipo encabezado por el alcalde Pere Moll ha vivido sucesivos momentos de tensión y desacuerdo que han estallado ahora con la exigencia de renuncia al primer edil, aún cuando en julio del 2016 ya dimitió Elena Baquero

Los socialistas cuentan con seis ediles, de los que los tres fueron elegidos como independientes en la candidatura del PSOE y el pasado jueves formalizaron su alta como afiliados. Pere Moll ha sido relevado como secretario general de la agrupación local socialista, pero se niega a dimitir como alcalde. El PSOEya baraja la moción de censura, una medida drástica que evidencia su absoluta pérdida de confianza en el alcalde, investigado en sede judicial tras las denuncias por irregularidades que ha presentado el PP. Corresponde al PSOE garantizar la estabilidad y el gobierno del Ayuntamiento de Es Migjorn. Al mismo tiempo debe explicar los motivos reales y cuáles son las causas que han desencadenado esta grave crisis, máxime cuando, según Pere Moll, es «un complot total por la silla y el sueldo del alcalde».