Editorial

Crítica a la paralización de las obras de la carretera general

Valorar:

La encuesta realizada por el Instituto de Estudios Sociales de Baleares (IBES) para MENORCA «Es Diari» concluye que el 54 por ciento de los menorquines rechaza la paralización de las obras de la carretera general Maó-Ciutadella para modificar el proyecto. Esta decisión del gobierno tripartito del Consell insular, forma parte de las líneas programáticas aprobadas en junio del 2015 por PSOE, Més y Podemos para este mandato 2015-2019. Concretamente, «revisar el plan de ejecución de las obras de la carretera general para reconducir la construcción de las rotondas polémicas y aprovechar mientras se trabaja en las rotondas con consenso (Alaior y Aeropuerto) para modificar el proyecto con la intención de eliminar las rotondas innecesarias (Rafal Rubí, L'Argentina y Biniai) en la medida que la ley lo permita».

Sin entrar en el debate de cuáles son las rotondas necesarias y las innecesarias, así como su adecuado dimensionamiento a la intensidad del tráfico rodado, el Consell no puede seguir manteniendo paralizadas las obras del tramo Maó-Alaior.

Esta necesaria mejora en la principal red viaria menorquina debe ser gestionada y ejecutada con mucha más agilidad.