Editorial

Nueva pirueta política de Pere Moll en Es Migjorn Gran

Valorar:

El alcalde de Es Migjorn, Pere Moll, volvió a sorprender ayer con una nueva pirueta política al anunciar que se plantea delegar áreas de gestión a los concejales del PP, en la oposición. Moll, expulsado del PSOE y hoy investigado en sede judicial, cuenta únicamente con el apoyo de un concejal, Enrique Berlinghieri, que ocupaba el undécimo puesto en la candidatura con la que el PSOE concurrió en Es Migjorn a las elecciones municipales de mayo del 2015.

Pero se da la circunstancia de Berlighieri reside actualmente en Eivissa, por lo que poco puede aportar a la gestión del Ayuntamiento de Es Migjorn, lo que acentúa la soledad de un Pere Moll que debe cargar en solitario con toda la responsabilidad de un gobierno municipal que de hecho no existe.

El PSOE -tras las renuncias de Sergi Barrera y Miguel Ramos, que Pere Moll esperaba le apoyaría- anuncia la incorporación del exalcalde Pere Riudavets y Magdalena Goñalons a una corporación municipal que ha vivido en constante sobresalto desde su constitución. Corresponde ahora al PP valorar la propuesta del alcalde Pere Moll que en lugar de transmitirla a esta formación se la ha comunicado a través de la prensa.