Editorial

Un planteamiento insular para los puertos de Maó y Ciutadella

Valorar:

El puerto de Maó es el único de Balears que registra una caída en el tráfico de mercancías. Según los datos de Autoritat Portuària de Balears, durante el 2017 esta actividad disminuyó un ocho por ciento, acentuando la tendencia iniciada por la entrada en servicio, en 2011, del nuevo puerto de Son Blanc, construido por el Govern balear en la bahía de Ciutadella.

Esta tarde el presidente que gestiona los puertos del Estado en Balears, Joan Gual de Torrella, interviene en la tertulia organizada por el Ateneo bajo el título «Una visión de Menorca desde el puerto de Maó». Constituye una magnífica oportunidad para conocer, de primera mano, cuáles son los proyectos, actuaciones e iniciativas para dinamizar la rada mahonesa. Entre estas cuestiones, la ordenación y los nuevos usos para Cala Figuera, cuya definición se concretará después de la convocatoria de un concurso de ideas o de proyectos; el nuevo ascensor en la cuesta de Ses Voltes; la redacción de un plan de movilidad para el puerto; y la nueva estación de pasajeros en Es Cós Nou. El gran reto consiste en que los puertos de Maó y Son Blanc sean complementarios, con distintas funciones, lo que exige un planteamiento insular.