Editorial

Crece la inquietud entre los propietarios de viviendas vacacionales

Valorar:

Se aproxima el inicio de la temporada turística de este año y numerosos propietarios de viviendas turísticas manifiestan su preocupación e inquietud porque no pueden dar de alta sus inmuebles para desarrollar esta actividad. Lo impide la moratoria aprobada el año pasado que sigue en vigor. El sector del turismo vacacional aguarda desde hace meses la decisión del Consell sobre la zonificación de Menorca, después de no haber sido posible alcanzar un acuerdo con los ocho municipios de la Isla. Ahora mismo se desconoce si finalmente prosperará el criterio de prohibir el alquiler turístico en los núcleos urbanos de Menorca, excepto Fornells, y en todo el suelo rústico menorquín.

La zonificación puede ser aprobada inicialmente el próximo viernes, pero sin fecha de entrada en vigor, dado que también está sobre la mesa el número de plazas turísticas que corresponderá a cada municipio. La Asociación de Apartamentos y Viviendas de Alquiler de Temporada de Balears (Aptur) da por perdida la temporada porque muchos inmueble no se pueden publicitar ni comercializar. A pesar de las dudas y restricciones, cada vez es mayor el número de viviendas ya alquiladas para este verano en la Isla.