Editorial

Menorca, un nuevo destino inmobiliario con precios exclusivos

Valorar:

Las restricciones y limitaciones que impone el Plan Territorial Insular, acentuadas en el mercado por las leyes de la oferta y la demanda, están disparando el precio de las viviendas de lujo y las fincas rústicas en Menorca. El último informe redactado por la inmobiliaria alemana especializada en la oferta de lujo recoge este incremento con una revalorización que sigue en aumento, de manera que el precio mínimo de un lloc ubicado en el interior de la Isla se sitúa en torno a los dos millones de euros, mientras que una finca rústica con acceso a la costa alcanza ya los siete millones de euros.

La estratégica situación de Menorca en el Mediterráneo occidental, la declaración de Reserva de Biosfera, el veto a nuevas construcciones en suelo rústico -donde está prohibido el alquiler turístico, así como en todo el suelo urbano, excepto Fornells- y el freno al desarrollo urbanístico en el litoral motiva el interés de inversores sin problemas de financiación para adquirir llocs y viviendas. Cabe valorar y analizar el impacto que tendrá este fenómeno inmobiliario en el conjunto de la sociedad y la economía de la Isla, y si beneficiará al conjunto de los menorquines. Son cuestiones que demandan respuestas.