Editorial

El Govern debe garantizar el eficaz servicio del avión ambulancia

Valorar:

La UTE Eliance -formada por Habock Aviation y Urgemer Canarias- adjudicataria del concurso convocado por el IB-Salut para atender el servicio de transporte sanitario aéreo en Balears -el avión ambulancia- ha anunciado que no se subrogará los trabajadores actualmente contratados. Esta decisión constituye un flagrante incumplimiento de las condiciones de la contrata, que le obligaba a asumir el personal. Este conflicto laboral -con rebajas en los sueldos del 20 al 30 por ciento de las retribuciones en vigor- estalla a solo una semana para que la nueva adjudicataria inicie su actividad.

De los treinta pilotos y mecánicos que prestan hoy el servicio, solo uno acepta las nuevas condiciones. Las asociaciones profesionales del sector sanitario: Satse, Simebal y la Unidad de Transporte Pediátrico Balear han alertado al Govern de este problema y advierten que tendrá consecuencias al deteriorar la calidad asistencia del avión ambulancia, un servicio absolutamente imprescindible para los pacientes de Menorca y las Pitïuses que deben ser evacuados con urgencia al hospital de referencia de Balears, Son Espases. Es preciso que el Govern actúe y garantice el transporte aéreo de los pacientes en las Islas.