Editorial

El ministro Ábalos promete acabar con el abuso del descuento aéreo

Valorar:

Ha sido necesaria la protesta e indignación ciudadana para que el Ministerio de Fomento decida actuar para frenar el alza injustificada del precio de los billetes aéreos en Balears, una treta de las algunas compañías para aprovechar la subida al 75 por ciento del descuento a los residentes. Los precios discriminados en función del origen del trayecto –más baratos los que tenían como destino los aeropuertos de Balears– es una de las evidencias a las que, por fin, el Gobierno da la impresión que quiere poner coto, según se desprende de las manifestaciones del ministro José Luis Ábalos, que ayer se entrevistó en Palma con la presidenta Francina Armengol.

Las declaraciones del titular de Fomento revelan, de manera implícita, la gravísima falta de control por parte de la Administración en la gestión de las subvenciones a las compañías aéreas, una actitud que ha perjudicado a los ciudadanos de Balears en primer lugar. Ábalos debe lanzar un mensaje claro a las compañías en el sentido de que no hay margen para la picaresca y menos a costa del erario público. Las denuncias que se anunciaron anteayer en presencia de la presidenta Armengol no pueden quedar en agua de borrajas.